Tres disparos, un fusil.

Diecisiete puñaladas llevo,
diecisiete entre mi pecho.
duelen el alma a maltrecho,
y el centeno por el hecho.

Una por cada fusil que te quedas,
tres por los disparos que no dejas,
diecisiete son las heridas,
los suspiros declarados.

Saca el arma y mutila,
a este pobre descarriado,
pobre de hambre,
pobre de enseres,
mendigo de todo,
Menos de vida.

Vida, que hoy me socavas.
Vida, que se me derrama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s