Hilo a hilo

Tengo un hilo de plata que borda sin erratas.

Marca hasta las patas, no deja tinta sin hilo,

ni puntada en el tintero.

Es el hilo que venden de noche los cazadores,

que de sueño en sueño te atrapan,

de noche en noche te venden,

y hasta a veces te regalan.

No hay un hilo más regio en la caja de mi madre,

las costuras no se cosen, se dibujan con la vista,

mis patrones son mi alma,

con mi cuerpo de presentes,

mi piel tu tela, mis venas tu hilo,

¡cóseme el alma bien!,

que ando tirando de ella

y no soy yo quien tira, sino ella quien me arrastra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s