Arden primaveras

Quise ser tu huerto,

cuando tu pelo ya olía a campo.

Quise sembrar en tus ojos,

y tus ojos ya eran trigo,

y tus ojos llevaban la primavera ardiendo en las pupilas.

Quise ser mar en tu cuerpo,

pero tú eras arena en otra playa.

Quise poblar tu piel,

¡Hay desiertos que no se habitan!

Pieles en mieles de abeja entre panales.

Un amazonas salvaje en tus lunares.

Espada en mi espalda cuando te aferras al orgasmo.

Tú, guerrera.

Yo, pagano.

@luciground en Instagram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s