SERES DE TODOS LOS SERES QUE NOS POBLARON

Hemos escrito en las paredes los nombres de todos aquellos que fueron tierra en nuestras raíces, a base de mirar otros ojos hemos conseguido ver amor en los nuestros. Somos amor de tantos, que cuesta ser uno amando.

Las mariposas vuelan atrapadas en la alambrada de alguna frontera entre la razón y el miedo, han olvidado en algún nido al hombre que habitaba el palpitar que rugía libre en mi pecho.

Tu fuego, quemaba.
Mi hoguera, ardía.
No pudieron entenderse, y nos dejaron las cenizas.

 

Anuncios