Insomnio

IMG-20150319-WA0004

El insomnio que persiste en mis pupilas son las lunas que le roban verdades a mis sueños. Lo que oculto tras tu tercio de cerveza se convierte en pataleo.

Insomnio es que yo me empeñe en dormir cuando sólo quiero hacerlo contigo, cuando las noches son de nanas mecidas al viento de tu huida. Al costillar vacío del poco acierto con que me ciego al querer que quieras querer conmigo.

Insomnio son los duros que se venden por pesetas, las puntadas sin hilo que bordan los pliegues de una falda prestada y el pie torcido con que apunto mis pisadas, erróneas, equivocadas.

A derechas me confundes, pero a izquierdas yo me pierdo. No hacen falta las madejas, yo me hago telarañas con la lana de tus dedos y perdono lo que sea si se cose con la aguja de tus besos en el seno de mi sexo. De esas manos que derraman fuego en algún volcán de lo que es isla de un corazón que galopa, que relincha y destroza las palabras apuntando verborrea. Que vomita ganas sin terminar su tarea.

Insomnio es lanzar una moneda al aire con dos caras y perder la apuesta. Vaciar el colchón de temporada y dibujar un olor en la almohada que sostiene temblorosa las caricias que palpitan a tu espera. Al incondicional rugir de alguna fiera.

Es correr hacía el agua, saltar al vacío y que debajo, sólo haya agua. Y que después de todo, no haya otro lugar con más sentido que las mareas que me abrigan este frío.

Anuncios

Un comentario en “Insomnio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s