Ego

Es orgulloso y tremendo,

más varonil que casi hombre,

se mueve por impulsos

y no me escucha jamás.

 

Cuando no está hace frío,

cuando está demasiado calor,

y yo, no sé si me resfrío,

o la simple gripe está matando

aquello que me estructura.

 

Calla cuando debería hablar,

y nunca te dice lo que quieres escuchar,

-¿será el viento?-

Igual sólo trata de ser él.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s